miércoles, 30 de junio de 2010

Bueno, bueno!

Hoy me siento con ganas de escribir una entrada desde el piso de unos amigos en el que estoy de ocupa jugando a Halo3 (no se me da muy bien pero bueno...) y escuchando cantar a un amigo con complejo de negra imitando a muchas de "las grandes".


A destacar la noche de ayer: di un paseo por la playita hasta las 3 de la mañana simplemente sola y afortunadamente ni me han robado, ni me han violado ni nada por el estilo (eso por si acaso) y digamos que hizo que mi inspiración se pusiera el turbo y empezara a escribir sin parar.

Aquí tenéis una muestra:

No sé dónde estaré mañana
cuando el viento me recorra
con su aliento frío y leve,
en camino sin demoras
do tu presencia permanece
en los versos de las horas
presentes en pensamientos
peregrinos de mis odas.

Inspiraré de tu aliento
cuando me faltes a solas.
Absorberé de tu cuerpo
cuando de frío tiemble el mío.
Recorreré tus labios
en mi imaginación sin demora.
Me imaginaré susurrando
en tu cuerpo infinito.

Mis pies se sienten elevados
por la energía que me sigue
entre recuerdos y voces
del bahúl de mis memoria,
momentos donde cantábamos
canciones sin saber
que con cada una de tus notas
me sentía enloquecer
ardiendo desde dentro
con la luz de tu aurora
y cediendo al llamar del cielo
que animaba mi musa ansiosa.
Andsha

1 comentario:

Ms. Hinchante Pichiplayas dijo...

Andrea, estas entradas me dejan embobada mirando por la ventana... ¡Ya te vale! :P