lunes, 9 de agosto de 2010

Monzón

A las orillas del cinca se alza este encantador lugar donde al lanzar una semilla al suelo te crece un hombre alto y fornido (esa frase se me ocurrió un día intentando descifrar el por qué los hombres de esta localidad son tan altos).

A parte de encontrar gente fiestera, que en vez de agua empieza bebiendo cerveza... mitos ciertos pero mitos al fin y al cabo es un pueblo que me ha encantado por la gente que lo forma y por su historia llena de caballeros templarios y demás.

Ha sido donde he estado el viernes y el sábado y aprovechando una fiesta en el campo de un amigo pues le pedí a otro de ellos que nos hicieran -a mi amiga y a mí- una ruta más histórica y menos de fiesta por el lugar.

Hay que decir que ya nos gustaría a todos tener abuelas y madres como las que tienen estos señoritos y además es de esos lugares que te dejan con ganas de volver.
Llegando al destino
Castillo de los templarios

Iglesia

vista desde el castillo

escuchando y recorriendo la historia

meditación

pd: la próxima vez que vaya espero tener más material

3 comentarios:

Noelia dijo...

Me lo anoto para mi próximo viaje! De souvenir un fornido mozo del pueblo :P

Un besote!

Nim dijo...

Mmm... ese es un viaje interesante, pendiente de invitar cuando regrese ;)

Alisea dijo...

next stop: Casas de Reina.
Castillo incluido (vistas desde)
http://www.flickr.com/photos/aliseamente/3826549603/

:)

quizas no sean hombres altos, pero tb saben empezar el dia con una buena cerveza...