domingo, 13 de marzo de 2011

Soledad Paranoico-Crítica
Dalí

Y de repente todo viene a ti, pesándote hasta el último átomo de tu cuerpo... perdiendo el equilibrio te desplazas por unas calles desoladas, sin tráfico, sin miradas que te observen, sin palabras que te arropen cuando paso a paso no oyes nada más que tus pensamientos, clavándote en las entrañas…

Cambia –cambia-, todo cambia y se transforma arrastrando consigo lo que queda en las paredes –antes- repletas de frases sin sentido que no quieren decir nada. El viento aferra aullando con sus redes, se interna en el último hálito de un maído violento y asoma su cabeza de vez en cuando para recordar que te está viendo, que no sientes nada…

Oh, no… empezamos con los versos sin quererlo… maldita sea no poder evitar sonreír a las palabras con un verso pero –no- sonreír no es lo que quiero, escribir no es lo que anhelo…qué será entonces? La lejanía que se alza insensible a las palabras que me callan, las promesas se desplazan en caminos sin almas y la lluvia repica en los tambores que me exhalan pero no siento nada...

El efecto de la noche, de la música atraviesa hasta las ansias sin esconder tu corazón al fruto de las palabras.
Recuerdo cuando la desesperación se materializaba en los gritos del momento, cuando la armonía se expresaba con una mirada y un susurro era la impotencia anclada en una voz ahogada…



Nada mejor que Dalí, Neruda y Getz, y -se me olvidaba...- La Noche de Antonioni para alegrar el post; de repente, han entrado unas ganas tremendas de volver a verla porque es que esa escena es desgarradora, en serio... así que para dejar constancia de que aún sigo viva y no me han comido las chinches dejo esto por aquí.

Damn it... por qué las despedidas son tan eternas y jodidas? Perdonad por el lenguaje pero es así... se alargan, como esta, pero me temo que en algún momento tiene que acabarse el espectáculo, no? Así que en cuanto ponga el punto lo hará, pasad buena noche, buen día y que la cruz que llevéis encima se os haga más leve (mwahaha no hay punto final en este post)

3 comentarios:

Gatopardo dijo...

No ha habido ningún otro saxo que pillase el punto de la samba como Stan Getz, y la cruz me la ha aliviado tu post, gracias

Gatopardo dijo...

http://www.megaupload.com/?d=IORCVB6I
Este es un link para descargar un magnífico documental sobre la vida de Anita O'Day

Andsha dijo...

oh muchas gracias Gatopardo!! pienso lo mismo, nada como Getz y su saxo para la Bossa Nova pero eso sí, las canciones con Joao Gilberto...dejan sin respiración!