lunes, 25 de abril de 2011

Café para cafeinómanos escrito por una de ellos

La entrada esperada, la prometida, la que por aburrimiento y por no saber qué escribir en estos tiempos de escasez de palabras me salva... sí, es ella, la única, inigualable, entrada sobre el café escrita por una cafeinómana de nacimiento y ascendencia!


En el café colombiano distinguimos 2 zonas importantes (que son las que conozco y las que he vivido de cerca):

La zona del Caribe:
Cultivado en las montañas de la costa norte de Colombia que conozco muy de cerca; sobre todo, el cultivado en el departamento del Magdalena, concretamente en la Sierra Nevada de Santa Marta por indígenas y campesinos de la zona.

Es café orgánico, sin químicos, suave, con cuerpo alto, de aroma pronunciado, acidez media o baja, y con ciertas notas achocolatadas; una verdadera delicia para el paladar y que está en desarrollo ya que hace relativamente poco que se está comercializando así que me gustaría hacer gran hincapié en él y promocionarlo porque realmente es delicioso.

Sorpresa fue encontrarlo en Panchito, cafetería tipo Starbucks situada en Donostia y Bilbao -que yo sepa- y cuyo café está formado por una mezcla del café del Pico Colón (pico de la Sierra Nevada) y café de Brasil; así que si tenéis la oportunidad de comprarlo o probarlo ánimo con ello, amantes del café!

La zona del Centro de Colombia (Eje Cafetero):

Podríamos decir que es un café con más historia que el anterior.


Destaco la zona del Tolima no sólo por su riqueza y diversidad ecosistémica sino por la gran tradición cafetera del lugar; es un café cultivado en suelo volcánico, de aroma pronunciado, acidez alta, cuerpo bajo, y sabor y aroma dulce y -esto es algo que yo percibo personalmente al probarlo- ligero sabor a frambuesa.

También tenemos el café de la zona del Huila. Café con una acidez media o baja -es decir que suavecito-, aroma muy fuerte y cuerpo bajo; también es un café de tradición y cultivado por familias que se han dedicado a esto durante generaciones.

Finalmente hay que destacar, primero que todo, la zona del Nariño. Plantado en montañas de origen volcánico que junto al clima de la zona permite un grano de tamaño grande y de calidad. Posee un aroma muy pronunciado, cuerpo bajo y, lo que hay que destacar de éste, es su exquisita acidez así que para aquellos amantes del café fuerte, éste es el idóneo.

En pocas palabras, en el café colombiano tenemos cafés para todos los gustos. Para los que les gusta lo fuerte puedes elegir entre el café de Nariño o Tolima, pero si me pedís consejo os recomendaría el de Tolima por ese sabor dulcecito a frambuesa -pero es mi gusto personal- porque si os gusta el café fuerte, el café puro y duro, el café del Nariño es el que está hecho para ti.

Y si te gusta el café suave tienes el de la zona Caribe o el del Huila. Recomendación, el de la zona Caribe ya que es un café que tiene mucho potencial, con cuerpo, sin químicos y un aroma delicioso... vamos, que lo reúne todo porque aún siendo suave, puedes notar "café" en cada sorbo y nada de "aguachirri". Por otro lado, el café del Huila tiene tradición y calidad pero entre ambos, me quedo con el del Caribe.

Si alguno de vosotros tiene la oportunidad de subir a la Sierra Nevada en una de sus vacaciones a Colombia, os recomiendo una pequeña cafetería en Minca -que os pilla de camino a Pozo Azul (para los amantes del río). Es pequeñita pero esa chica sirve el mejor café que he probado en mi vida, es argentina, la cafetería está llena -al menos cuando fui- de unos cuadros impresionantes y de un póster de Victoria Francés. Tenéis ahí, aparte, artesanía del lugar y unos acompañantes al café... uufff! Qué lástima no haber tenido una cámara a mano para agregarlo a "mis lugares con encanto", pero espero que la próxima vez que vaya siga ahí dónde lo dejé.

Así que esto es todo, no sin antes compartir esto porque ante el mal tiempo buena cara...

3 comentarios:

Saraiba dijo...

Vaya!! Estoy bastante perdida con esto del café. Me gusta, pero no llega a ser una adición. Mi padre siempre me dice, "El café colombiano es el mejor". Ahora, cuando saquen ese tema en los postres, ya tendré más información para rebatir.

Feliz semana!!

Andsha dijo...

hahaha claro que sí!! XDD estoy completamente de acuerdo con tu padre, buen gusto en cafés. La verdad es que depende del gusto, por supuesto.

Me alegra que te haya sido de utilidad ;)

Gatopardo dijo...

La verdad es que ha sido una buena disertación cafetera. A mí me falta cultura al respecto, ya que me he enganchado al café después de dejar el tabaco y el alcohol hace aproximadamente 3 años, por lo cualte estoy doblemente agradecido.