lunes, 15 de agosto de 2011

C'est la vie es la mejor manera de callar ese "fue" que nos adhiere más a las cadenas, c'est la vie es dotar de otro significado a ese “fue” en un “por algo pasan las cosas”, por ende, un calmante de conciencia cuyos efectos, en tres dosis fijas después de cada comida, pueden controlar ese dolor de cabeza.

Esclavizar un beso ahogado, matar a palos una discusión interior, remover las entrañas del festín cicatrizado… dicen que el querer y la voluntad nos hacen libres pero, no es la voluntad un prisionero y el querer las cadenas que mantienen encadenado a ese prisionero con el “fue” que nos adhiere más las mismas?

Muchas veces tenemos la sensación, sobre todo a cierta edad, de ser eternos pero siempre hay algo que te recuerda que no es así; no mal interpretéis mi entrada, no es nada pesimista, como pueda parecer.

Hay que retornar a la soledad para ponerse tierno porque aunque tus frutos pueden estar maduros tú estás, más bien, verde pero, como me dijo alguien el otro día, “el peor momento ya ha pasado y el mejor está por llegar” por lo que la voluntad sólo es un prisionero cuando vive en el “fue”... leí en algún lugar algo como que el pasado y el presente pueden ser dolorosos pero es la esperanza en el futuro lo que nos mantiene en pie.


Así que suenen las trompetas hasta que ruja la tierra con un terremoto o llueva apaciguando el calor de piel en ropa –o ropa en piel- pero que nunca se detengan los Delirios

5 comentarios:

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

c´est la vie... el tiempo pasa y no espera por nadie! un beso!

Andsha dijo...

Gran verdad,señorita No.me.pises.que.llevo.chanclas!

Duma dijo...

Te invito a leer este primer capítulo del nuevo libro de este señor con mayúsculas "Aleph"

http://www.eshoradeelegir.com/pdfscapitulos/primercapdealeph.pdf

Existe una parte donde habla de la línea pasado-presente-futuro

y creo que te hará cambiar de idea respecto a lo que has puesto.
Céntrate en el presente, lo pasado ya está, lo futuro, es el resultado del aquí y el ahora, y por tanto está por ver y no se puede manejar, como el pasado, ya está visto, sólo vale para aprender y no puedes volver a manejarlo

Andsha dijo...

tú, yo, café o cerveza fortaleza de la soledad... antes pensaba así pero a lo que me refería en el post es que el presente no es presente si seguimos encadenados.

Esto es como el relato de los liliputienses y los ratones en el laberito y el queso... lo que motivó finalmente a uno de los liliputienses -mientras el otro estaba en su miedo y conformismo- fue el pensar en ese queso que iba a encontrar aunque se muriese de hambre; los ratones simplemente pensaban menos y con su sensillez llegaron antes al queso prometido precisamente, es observar el presente pero el nexo de unión entre el liliputiense y los ratones es pensar en el futuro queso que les espera...

Paula dijo...

Me gusta esta cosecha de reflexiones.... lejos de interpretarlo de un modo negativo, es una dosis alentadora en nuestras vidas el futuro! Ah muy interesante la entrada de ethio-jazz ;)