miércoles, 17 de agosto de 2011

El calor derrite, las escaleras están muertas pero mientras buscamos una opción diferente... el ascensor de una persona con máximo en 180 Kg.

Entre eso, el timbre con la marcha imperial de Star Wars y lo detestable de los hijos que han arrebatado la seguridad de sus ancianas madres en sí mismas...

Honestamente, resulta imperdonable... abren sus puertas y se nota su no baja autoestima sino la ausencia de la misma porque no pueden dar un paso sin la aprobación de este además de que la trate como algo peor que su propio excremento.

Bravo por God Help The Girl, estar por esas calles hace recordar buenos tiempos...


Ya sé, ya sé... no paro con esta canción pero, ¡ay!

Estos hijos... estos hijos se merecen...


El ascensor??

2 comentarios:

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Qué es lo que realmente nos merecemos los hijos! si las madres no podéis vivir sin nosotros! realmente somos un pack, un gran tandem, que cuando nos juntamos hay choques pero también risas... c´est la vie!!
Gran música!
Un beso!

Gatopardo dijo...

Gran Paquita......de nuestro barrio