martes, 6 de marzo de 2012

"Please make me shine when you are near"

Justo ahora estaba comiendo en algo que más que cafetería parece un invernadero pero con, sin ninguna duda, una de las mejores vistas de la ciudad.

Vamos a ser algo más descriptivas... estudio en un palacete que podría igual tildarse de neo renacentista con flores naturales en el baño, kleenex en vez de papel higiénico reciclado y un váter más cómodo que las sillas que hay en clase... pero por desgracia, a excepción de la vista, nuestra cafetería cuenta con dos microondas y tres máquinas expendedoras que nos proveen comida "saludable"; vamos, como en Pulp Fiction, la piedra angular de toda dieta saludable.

Hoy el día está nublado, como de normal, pero por lo visto la inquietud del sol consiguió adueñarse de un resquicio diminuto que reflejaba en una parte de la orilla de la playa dando un tono esmeralda rodeado de ese triste verde mar oscuro.

Pero bueno, no es eso de lo que voy a hablar hoy, no, me temo que ya me perdonaréis, en ocasiones las vistas pueden, pero dejando atrás una lectura reticente que se evadía precisamente en ese extraño efecto la conversación de las niñas de única mesa ocupada -además de la mía.

Hablaban sobre la vejez y que cuando llegasen a viejas querían llegar bien ya que si era mal preferían no llegar y prosiguieron hablando de profesores, asignaturas...

Ahora es cuando viene en realidad el eje central de una reflexión que en muchas ocasiones ha pasado de gritar a gimotear de vez en cuando pero sí, a estas edades, no sé si por la lejana idea de la muerte, decimos comentarios tales como eso -no lo critico, honestamente, lo veo lógico porque ahora mismo no tenemos nada a lo que aferrarnos, o sí, pero no lo valoramos- o igual la idea de "la gélida" se percibe como algo más vano y menos trascendente pero conforme vamos creciendo, supongo por lo que he observado, oído y visto, queremos aferrarnos más a la vida; los ateos se convierten en creyentes férreos de lo que antes se reían porque la mera idea de la nada después de cerrar definitivamente los ojos nos aterra o la mera idea de lo desconocido y, finalmente, las personas que dejamos atrás y no podremos seguir protegiendo se convierten en otro motivo más para asirse más aun a esta existencia.

En fin... no es que le tenga miedo a la muerte, soy de las jóvenes que consideran que viene cuando tenga que venir -independientemente de la edad, sexo, condición...- pero lo que sé y lo que espero -y ahora cogeré la frase que dijo una vez una amiga y que, me temo, es de las pocas que se han quedado guardadas en esta desordenada sesera- es que si viene, y que sea cuando tenga que venir, no me pille, sobre todo, sin una palabra preparada ya dicha.

Como aun se es joven, aunque cada vez más me va pareciendo lo contrario quizás por la percepción de una vida breve pero llena, seguiré retando el tiempo ya que hasta hoy he tenido la fortuna de haber conocido y realizado una pequeña parte de sueños pero haber vivido una gran parte de vida, breve pero igualmente grande.

Lo mismo decía a los siete años y lo mismo seguiré diciendo hasta que me muera (lo siento, Andsha de siete años, te voy robando ideas... ya sabes, la "inmaduración" tiene su coste y reciclar palabras es parte de él).


I don't know if the one, but she's the only certainty we have in life; anyway, I guess I'm gonna do like the main character in The dark side of the heart (El lado oscuro del corazón), an argentinian movie, just hook up life -in his case, the search for the woman that flies- to make death move away,or maybe it's fear I might fall in love with her.

2 comentarios:

Paula dijo...

Has ido dando pistas, aunque imperceptibles del tema que ibas a tratar en esta entrada, jaja el escenario del "crimen" decadente, esa conversación que se ha colado en un día nublado, pero de toda tu reflexión hemos notado la inquietud del sol...He de decir que alguna vez se me ha escapado ese comentario sobre la vejez, y bueno ahora mismo no es un tema del que me atrevería a opinar, pero también pienso que el alma no tiene edad y bueno...sí es cierto que la experiencia nos modifica la percepción de la realidad, pero creo que en general vivimos en un mundo que nos alejan mucho de la naturaleza de las cosas y por ello de la muerte, el miedo, la angustia que le recuerda al ser que existir implica morir..
Te dejo un pdf bastante interesante de Heidegger ,;)

https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxhcG9ydGFjaW9uZXNmaWxvc29maWNhc3xneDozM2M4NTA2MTM5NTBkYjM3&pli=1

,Qué por cierto! muchas gracias por el correo!;) Lo leeré detenidamente con un poco de tiempo, si te contará lo desorganizada que soy....y las cosas que me pasan por ir a clase en una nube en vez de en bici como hace todo el mundo ( no soy tan aplicada como creías jajaj)Buenas noches!!:)

Andsha Pinolina dijo...

Jajajaja si te soy sincera he tenido que releer la entrada para contestarte... (y lo peor es que no he podido, por tanto... eso dice mucho o igual son las horas, quién sabe).

No, es broma ^^, simplemente recordé la situación y la opinión no ha cambiado mucho desde entonces.

Interesante... así que un mundo que nos deshumaniza, que nos vuelve inmunes a lo trascendente? Jajaja en cierta parte pero alienarnos de ese sentimiento cuando es algo a lo que suelen recurrir para vendernos productos?

No sé... puede que se nos deshumanice respecto a la muerte de otros pero, en mi opinión, la muerte está cobrando una gran relevancia hoy en día...

Mujeres a partir de 25 que ya se preocupan por envejecer bien; jóvenes que viven al máximo antes de envejecer; mujeres maduras que hacen dietas, comen productos milagrosos para llegar con salud y lo mejor conservadas posibles; ancianos que toman vitaminas y pócimas para aguantar más o se hacen operaciones para parecer más jóvenes... jajaja todo parece llevar al rejuvenecimiento pero no es posible que el trasfondo sea un intento de huir de la muerte?

Jajajaja el "Parce que moi je rêve, moi je ne le suis pas" no funciona por mucho que nos lo digamos, lo que toca toca pero sí que coincido que estamos en un mundo cada vez más deshumanizado... como el capítulo de los Simpsons donde hablan sobre los dibujos y de cómo han vuelto a los niños inmunes al dolor y a la muerte.

Uhm... me siento tentadísima a leerlo, más cuando llevo todo el rato intentando escapar de mis responsabilidades pero aarrgg tengo que dormir para darle duro a un parcial que tengo mañana... (NOOOO) pero tendrás noticias mías!

Cuídamelo bien, eh!? Es producto de muchas horas jajaja
En una nube? ya se sabe dónde se ha metido Nube Kinto cuando desapareció de la serie!! No la devuelvas, compártela a un precio módico!!

Nah, abstraerse no cuenta como no ser aplicada... y desordenada? Ay, si te contara yo a ti... nada nada, no se entra en competición que es algo que no hay que fomentar pero... ay, si te contara!!!

Afortunadamente lo que me has enviado es corto!! JAJAJA Buenas nochees!!