miércoles, 30 de enero de 2013

Tú eres prueba viva de...
...que tocar la luna con la pupila podía ser posible.
...que también lo era quedarse algún mes más contigo.
...que se puede ir más allá de la pasión alimentándose con convivencia.
...que para describirte sólo bastaba un silencio.
...que cada vez soy más consciente que por gracia o desgracia eres una "cuestión de oportunidad".
...que brillar en la oscuridad con pigmentos de luciérnaga sólo era posible con un poco de luz al son de Coltrane.
...que nunca había disfrutado tanto de luchar con resfriados.
...que pensar en el futuro me hace echarte de menos.





2 comentarios:

Fernando dijo...

Yo también tengo un problema con el futuro. Me roba el presente. No puedo disfrutar de algo que puede ser sublime cuando me pongo a pensar que ese algo es efímero, que ese algo no va a durar.

Andsha Pinolina dijo...

Disfrutar del presente es un placer que sólo y nada más que ahora se puede saborear pero, en este caso, el futuro puede intensificar mucho lo que tarde o temprano se va a añorar.

Es lo que pasa cuando decides moverte...