miércoles, 16 de junio de 2010

Las razones
que tuve para amarte
se borraron anoche
en la tormenta

Quedé limpia

Tu olor a huésped
voluptuoso en mis entrañas
se enredó con la lluvia
y se marchó


María Clara González

1 comentario:

MaryGrace dijo...

qué acierto poner este poema!! la verdad me alegro mucho de ver un poema así en tu blog, porque sé que los poemas que pones no los pones al azar