miércoles, 25 de agosto de 2010

En una canción de Rubén Blades repite una frase "La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida"...

Sobre todo al oír el timbre y de repente cuando menos te lo esperas sube el cartero con un paquete que al abrirlo lo primero que aparecía era un sobrecito con una nota dentro:

Hola, hola!
No sé ni qué día es -bueno sí sé qué día es este en el que te estoy escribiendo pero no sé tú en qué día lo estarás leyendo, pero bueno: ¡felicidades!

Considera esto que te envío como tu regalo de cumpleaños y como parte de tu "educación cultural" muahaha!
Espero verte pronto, y más importante aún verte con una gran sonrisa en la cara.
Un beso,
 Ms Obvious

Hace mucho que mi cumpleaños es -simplemente- un día más -aunque mi madre intente conseguir lo contrario ya que siempre ingenia cosas muy buenas- pues por motivos varios es así.

No por eso voy a ser un ogro apático y no deja de agradecer y de hacerle mucha ilusión cada uno de los mensajes, e-mails y comentarios en diferentes lugares de la red.

Eso sí, este no ha sido un mínimo gesto, me ha emocionado y creo que la palabra Gracias se queda corta...

Y como sé que te encantan...y porque -también- esta es una de las que más me gustan =)



pd. Prepárate para el abrazo que te voy a dar cuando te vea en la Comuna!!

2 comentarios:

Noelia dijo...

A mi tampoco me gusta mi cumpleaños por eso intento estar lejos ese día, cambiar de aires.

Es genial que alguién te sorprenda con algo tan maravilloso. Un besote

Grace dijo...

ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ me alegro de que te hiciera ilusión Ü!!