sábado, 30 de abril de 2011


dudaba entre poner They Caught the Devil and put him in Jail in Eudora, Arkansas y esta... esta estaba en Youtube, la otra no

A Andsha le gusta...

Mezclar cosas raras cuando cocina como por ejemplo vino con canela, pollo al chocolate, mejillones con nata y vainilla, patatas fritas con batido de chocolate... (delicioso!)

La vida de los desconocidos que le hablan por sorpresa.

Cerrar los ojos mientras anda por la calle y perderse en la música mientras imita un instrumento que no sabe tocar o mueve la cabeza como poseída.

Subrayar las frases que le han llamado la atención de un libro de la biblioteca a conciencia con lápiz y darse cuenta, después del tiempo para releerlo (si le ha gustado), que siguen ahí intactas y que incluso otras personas se han animado...

Ver la cara de una persona cuando habla de alguien por quien siente algo.

Sacar una sonrisa a los demás incluso poniendo en juego el respeto de los demás a su persona.

El recuerdo del olor a café y tabaco junto al tacto de la piel arrugada de su abuela cantando tangos o boleros.

Acariciar las seda de la ropa (su mantita -pijama de su madre- adueñada desde tiempos inmemoriables) nada más levantarse y antes de acostarse.

La piel de gallina de alguien que te sumerja en cálidos instantes.

Las estratagemas con un fin.

Escena 1:47:00 a 1:47:27 destacando por medio la 1:47:48 (plasmadas  aproximadamente con fuego en su cabeza y exactamente en una hoja de word)

Cuando va sola, andar descalza bajo la lluvia

Ver en la sartén como la carne, gambas, etc. se mueven como si tuvieran vida

Andsha detesta...

La impotencia de cuando la gente te cuenta un problema y no puedes hacer nada para ayudarles a sentirse mejor...

La gente que te mira raro cuando vas por la calle con los ojos cerrados o cuando ven algo "socialmente incorrecto".

Estar en ese punto entre llorar y querer no hacerlo porque te inquieren los recuerdos en situaciones del día a día o andando tranquilamente por la calle...

Imaginarse en una situación futura que no ha pasado pero como si la hubiese vivido y no querer repetirla porque a parte de que la ha vivido, en su cabeza, termina mal en su desenlace imaginado o su persona se siente aún peor.

Cuando una persona te pregunta qué te pasa, das ciertas pinceladas, como si no fuera nada de otro mundo o con frases graciosas de por medio con cuidado porque consideras que puedes contárselo, y ver esa mirada de compadecimiento -aún con toques de humor y levedad- junto al intento de hacerte sentir mejor con sus desgracias propias o las desgracias de los demás.

Ver las axilas de la gente... tanto demasiado peludas o depiladas de hombres como de mujeres no depiladas. pd: he de decir que puedo soportar algunas de hombres con pelo pero tienen que ser, a mi vista -por un desconocido motivo-, tolerables.

Vivir en un sueño, alienada por el hecho de no lanzarse.

Quemarse la lengua mientras prueba una salsa ardiendo

Perderme en incisos mientras escribo o cuento -oralmente- una historia y no recordar lo que iba a decir porque ya he dado tantas vueltas...

Enfrentarse a la realidad

Complicar las cosas simples haciendo una historia enrevesada repleta de alguna cosa "más o menos imposible" de por medio de algo que al final termina siendo algo común y corriente.

Darte cuenta de cositas tontas, rebuscadas o que los demás -por uno u otro motivo- pero cuando se trata de detalles decisivos o importantes para ti o no los ve o los ve demasiado tarde....

Darse cuenta de cosillas como de que en ciertos capítulos -que ahora mismo no puedo decir porque mis cuadernillos no están a mano- de Sexo en NY se ven micrófonos, que a Amelie se le olvida un carter de "quand, oú?" y que el cartero de su piso en París y de su casa a las afueras para la que tiene que coger el tren y visitar a su padre son el mismo... ergo sólo hay un cartero en París y es omnipresente, lo que lo convierte en millonario porque gana el sueldo de todos los carteros de la ciudad. (No sigo con las demás porque si estas parecen... demasiado, las otras son para que me llevéis al manicomio...) (son de más películas y series) (soy cinéfila y seriéfila) (jwnef wioejfioWHEFIDJN IOSDFHIPWDFJN A

Estar en la situación de saber que dos personas se gustan pero tener que callarse porque he dado la palabra de que no diría nada...

Ver la hora, volver a verla pensando ya es la hora que esperabas y ver que sólo han pasado 3 minutos.

Semana sorda y que una vecina -que hasta ahora pensaba que estaba tan sorda como una tapia (reorganizo refranes)- me dijera que me estaban llamando...

Tarde de niños con niños (mi hermano de 8 años y uno de sus amigos que hasta entonces no conocía), ir al parque, ser aceptada como una de ellos porque sabía mucho de Pokemón, anime y cómics pero luego se avergonzaron de mí porque mientras jugábamos a fútbol se me fue la cabeza y me puse a hacer la croqueta diciendo: mira, soy un Uroboro y rujo como el Kyuubi...

Noche de adulta con un par de copas de vino con canela viendo sólo alguna que otra película, por no sé cuántas veces (Match Point -ya he perdido la cuenta-, Tango Feroz -2 con esta-, Los Puentes de Madison -también he perdido la cuenta-, La Decisión de Sophie -aún más he perdido la cuenta-), menos la película de la que hablo -Amélie-, que al final estuve repasando durante poquito tiempo... -1hora y media- y al ver que me faltaban aproximadamente otros 20 o 30 minutos de diálogos y escenas he resuelto volver a ver mañana...

En sí no hablo de ella, pero sí que he dicho... por qué no, a falta de ganas de escribir algo más elaborado, hago una introducción como la de la película?

Y heme aquí señores, perdiéndome en los incisos donde ya hace unas cuantas comas se ha perdido mi cordura.

pd: la culpa de todo la tiene la canela... maldito "Un toque de canela..." -película recomendable- me ha dado por ponerle canela a TODO!

10 comentarios:

Saraiba dijo...

Curiosa entrada!! Me ha recordo algunas manías que compartimos pero que ya en mi día a día me resultan normales. Que bonito es poner un toque de canela a todo ^_^

Andsha dijo...

hahaha esa es la cuestión... la lista la estaba haciendo ayer mientras repasaba Amélie e iba haciéndolas o recapitulado el día... XD

Te lo recomiendo, Saraiba; por lo que te he leído seguro que te gustaría porque es cierto lo que decía en la película algo como: un toque de canela hace que dos personas se vean a los ojos o algo así... *3*

Fernando dijo...

Esta entrada me gusta. Creo Andsha que acabas completamente de convencerme y satisfacer con todas esas extravagancias: imagínense el pollo al chocolate, OMG. En estos momentos que son las 10:18 AM hora local me acabo de hacer un café (French roast) y para acompañarte le voy a poner canela (no llevaba inicialmente, aunque me gusta mucho). Dichosos y dichosas las personas que comparten tus días pues ellos nunca estarán aburridos en tu presencia... :)

Andsha dijo...

Estaba rico?? XDD

Un toque de canela en las albóndigas y... yummy!

Gatopardo dijo...

Es que la película es buena, la canela extraordinaria y la musiquita que has puesto cojonuda. ¿Se puede pedir más?

Gatopardo dijo...

Por cierto, lo de la canela en las albóndigas también lo empleo y tienes razón, mejoran mogollón, joder me ha salido un pareado!

Andsha dijo...

JAJAJAJA!! vaya vaya Señor Gatopardo, le veo a usted bien puesto... ahora me ha entrado un hambre de albóndigas con un toque de canela... Siempre que escucho esa canción digo: Maldito Troll!! ¬¬''

Gatopardo dijo...

En cuestiones de buen yantar, siempre estaré a su disposición Sra. Andsha.

Andsha dijo...

"buen yantar" nunca había oído esa expresión pero afortunadamente la RAE está cuando la necesitas.

no sé yo si será al revés porque después de ver esa receta de albóndigas con canela... tengo ganas de ponerla en práctica!

MissKowalski dijo...

Espero que a Andsha también le gusten las conversaciones multicomentariales