viernes, 29 de abril de 2011




El hombre yerra mientras tenga aspiraciones.

El raquitico dios de la tierra sigue siendo tan igual de calaña y tan extravagante como en el primer día.  Un poco mejor viviera si no le hubieses dado ese fuego de tu luz celestial, a la que da el nombre de Razón y que no utiliza sino para ser más bestial que toda bestia.

¡Singular manera tiene de serviros, a fe! No son terrenas la comida ni la bebida de ese insensato. El frenesí le impulsa a lo lejos, y sólo a medias tiene conciencia de su locura. Pide al cielo sus más hermosas estrellas y a la tierra cada uno de sus goces más sublimes; y ninguna cosa, próxima ni lejana, vasta para satisfacer su corazón profundamente agitado.

No; no me igualo a los dioses. Harto lo comprendo. Me asemejo al gusano que escarba en el polvo, y mientras busca allí el sustento de su vida, le aniquila y sepulta el pie del caminante.

Decídete con osadía a forzar las puertas(...). Llegó ya el momento de probar con hechos que la dignidad del hombre no cede ante la grandeza de los dioses; hora es ya de no temblar frente a ese antro tenebroso en donde la fantasía se condena a sus propios tormentos; de lanzarse hacia aquel pasaje, alrededor de cuya estrecha boca vomita llamas todo el infierno; de resolverse a dar ses paso con faz serena, aun a riesgo de abismarse en la nada.


¿eres acaso digno de esa existencia sublime, de esos deleites divinos, tú, que hace un instante no eras más que un vil gusano?


Si algún día le digo al fugaz momento: "Detente! ¡eres tan bello!" puedes entonces cargarme de cadenas, entonces consentiré gustoso en morir.

Mismo que la vida, quien se ve obligado a ganarlas todos los días. (...) quisiera ver una muchedumbre así en continua actividad, hallarme en un suelo libre en compañía de un pueblo también libre. Entonces podría decir al fugaz tormento: "Detente, pues; ¡eres tan bello"


Fuera el logro supremo. A muchos millones de hombres les abro espacios donde puedan vivir. (...) Verde y fértil es la campiña; hombres y rebaños se han cómodamente instalado en ella. Sí, a esta idea vivo entregado por completo; (...) sólo merece la libertad, lo mismo que la vida, quien se ve obligado a ganarlas todos los días. (...) Quisiera ver una muchedumbre así en continua actividad, hallarme en un suelo libre en compañía de un pueblo también libre. Entonces podría decir al fugaz momento: "Detente, pues; ¡eres tan bello!"


Dejad que se oiga la fantasía con todos sus coros, razón, inteligencia, sentimiento y pasión; más advertirlo bien: no olvidéis la locura.

6 comentarios:

Mefistófeles dijo...

¡Fausto y Beethoven! interesante mezcla. Me dijiste que pondrías el Nocturno nº2 en Do menor de Chopin.

"ars longa, vita brevis"

Andsha dijo...

Al final cambié de idea porque ayer desempolvando los papelitos donde tenía apuntadas estas partes -y algunas notitas de lectora- escuchaba una y otra vez esta sonata...

Te comento que lo estoy releyendo entre descanso y descanso de la biblioteca.

pd: aunque lo lea y lo haya releido unas cuantas veces sigo empezando tan bisoña como la primera vez (recuerdas? Apenas podía leer 3 palabras seguidas por necesidad que acudir al diccionario)

Mefistófeles dijo...

Claro que lo recuerdo eras una "liliputiense" cuando te lo leíste por primera vez y me venías corriendo con tus suposiciones, o como decías textualmente "tus teorías" que cada vez que lo leías tenías unas nuevas.

Espero que estés viendo los links que voy poniendo en mis comentarios.

Andsha dijo...

Perdona?? Liliputiense??? que usted me lleva 4 años!! aquí no vaya a hacerse la mujer "mayor" como cuando éramos "pequeñas"...

Por cierto, qué haces a las 3 de la mañana comentando? -creo que así es el horario en USA no?- (lo digo por el primer comentario)...

Los links claro que los he visto! (pero con cierta esperanza de alguna sorpresa); eso sí, el primero era claro que se trataba de ti... el segundo hubiese sido más que cantado Herbie Mann? come on!

Siempre he pensado que más que Mefistófeles si tuviese que ponerte un personaje sería a Fausto... aunque sé que lo aborreces.

Mefistófeles dijo...

Tenía tiempo libre a esa hora y recordé que la última vez que hablamos te sonsaqué la existencia de este blog.
El link no fue difícil con la pista que me diste pero ya me conoces, me gusta pasar sin dejar rastro aunque decidí escribirte que recuerdes que te sigo recordando "liliputiense".

Sí, aborrezco a Fausto pero Mefistófeles siempre me ha llamado la atención.

Sigues sin admitir que eres muy parecida a Gretchen o sigues engañándote en eso y en otras muchas cosas? Recuerdas el texto de The Czar's Madman que te puse en una de mis cartas?

Andsha dijo...

Jojojo Me acordé de ti cuando hice el test del facebook y me dijo que me parecía a Gretchen... no sé qué manía tenéis con sacarme parecidos de personajes de ficción (que si Many, que si Summer, que si la loca que va por la calle tocando a lo air guitar... -bueno, esa sí que soy...-).

Uhm... tenía olvidado este libro, tanto que hoy he resuelto a encontrarlo en la casa del libro para ver esa parte; no lo tenían, había que encargarlo.

A ver si en la biblioteca tengo más suerte aunque he encontrado la parte por scribd así que hasta ahora creo que basta para subir.