martes, 24 de mayo de 2011

Bacau, Rumanía

Bueno... desaparecida por un tiempo, espero que no me hayáis echado mucho de menos, volveré a estarlo a partir de "ya" por exámenes así que bueno después de estas 2 semanas en las remotas tierras de Rumanía he de hacer lo prometido y comentar mi viaje en un intento fallido de pocas palabras.

El asunto que me atañía allí era un programa intensivo de 2 semanas sobre Responsabilidad Social Corporativa pero antes de irme por las ramas contándoos el trabajo que desempeñamos allí mis compañeros de Bélgica, Holanda, Lituania, Rumanía y cómo no España (ya contaré más en detalle esto en otro post) me gustaría comentaros más impresiones generales y personales.

Honestamente, si quieres ir a Rumanía con las expectativas de encontrarte un país próspero, avanzado, boyante... me temo que se te caerían todas las expectativas porque al llegar me encontré con un país lleno de desigualdades y con muchos vestigios del comunismo y hoy hablando con una de mi residencia cuyo hermano estuvo allí buscando unas plantas para su tesis, miedo tienes de que te quiten la cartera cuando menos te lo piensas.

La comida típica en sí es rica, lo que pude probar en 3 ocasiones que fuimos a algún restaurante típico, pero me temo que te tiene que no sólo gustar sino que fascinar el pollo porque allí el pollo es como a Colombia (o a cualquier país de Latinoamérica) el arroz... todos los días.

El menú básico lleva de primero -generalmente- sopa y después lo que quieras comer (mayormente compuesto por pollo) así que como bien os podéis imaginar evitaré el pollo por unas cuantas semanas (aunque fallaré en el intento porque no soy yo la que elige sino mi residencia).

No podría hacer una generalización de las personas porque las que conocimos no eran exactamente parte de la mayoría sinno de una minoría que podían permitirse algo mejor que la gran parte de la población, pero he de decir que muy atentos, amables y agradecidos... 

Al principio, esto sí que va en general, tienen una expresión facial de desconfianza ante "lo nuevo" (que en ese entonces éramos nosotros, grupo grande de gente rara hablando en inglés formados por chinas, gente de color, rubios de dos metros, latinas, españolas... vamos que una gran variedad).

Además si os gustan los perros, estaréis rodeados de estos "Comunitarian Dogs" así que sería un paraíso para los amantes de estos animales (como la presente). Afortunadamente no son para nada agresivos sino todo lo contrario, van a su bola, tienen su zona -siempre veías a los mismos perros por las mismas zonas-, alguna vez había algún que otro encontronazo entre ellos pero por lo demás, eres libre de alimentarlos.

Entre nosotros, no paraba de hacer comparaciones con Colombia más bien porque habían cosas muy parecidas... pero mucho le falta a este país por progresar no sólo infraestructuralmente  sino también en mentalidad ya que la población "rumana" tienen un serio problema con los "rromans" -no lo escribo mal, pero es como ellos denominan a los gitanos-. Palabras literales no de una alumna sino de una instructora que representaba Rumanía "hay que hacer una diferenciación clara entre rumanos y rromans porque hemos intentado "integrarles" -le añado un toque de ironía- pero no son iguales que nosotros" -he de decir que no tanto palabras literales sino un pequeño resumen de todo lo que salió por esa boquita...- y todo eso con la pregunta de por medio de "ellos tienen pasaporte rumano no?" y en efecto, lo tienen, pero son considerados no miembros de su país cuando llevan ya unas cuantas generaciones pululando por esas tierras...

Así que si vas a Rumanía, eso es lo que me viene a la cabeza a parte de los recuerdos... si es que aún con todo repetiría la experiencia una y otra vez precisamente porque sentía que el tema que tratábamos era para bien -eso daba ánimos para trabajar- y también porque las personas que he podido conocer en esa experiencia lo valen.

Cómo no, incluyo música y fotos, espero que os gusten!

pd: no son todas, pero es que por ahora son las que he podido tener preparadas para subir.

6 comentarios:

Gatopardo dijo...

Yo estuve en Bucarest 2 días en la última etapa de Ceaucescu y el país era deprimente.

Andsha dijo...

uufff ahora está... imagino que no tan mal pero sí que aún les queda mucho por recorrer...

MissKowalski dijo...

por lo que veo, además eres buena fotógrafa. La primera y tercera, la de la carretera es alucinante...a mí me encantan las fotos de caminos, porque siento que es una invitación a ir hacia alguna parte, y a mí me encanta que me inviten a andar hacia cualquier lugar.

Espero que hayas aprovechado mucho tu estancia por allá, un abrazo

Andsha dijo...

bueno... yo te invito a dar un paseillo pero ten cuidado con los perros comunitarios... yo pensé en alimentarles y tener un séquito para conquistar el mundo pero me temo que no tengo una mente tan malévola para seguir con el plan XD

Muchas gracias por los cumplidos... me has sacado los colores y me has dejado como las copas y el cenicero del Rock&Blues cafe de mi fondo de pantalla de blog ^^

la princesa de la fresa dijo...

muy interesante signorina. espero que pronto nos cuentes más de vuestro viaje!

Andsha dijo...

gracias princesa de la fresa, de placer me honra su comentario *o*