jueves, 2 de febrero de 2012

"El eterno brillo de una mente sin recuerdos" ya no es ciencia ficción

Pensamientos aleatorios en el día de San Valentín de 2004. Hoy es un día inventado por las compañías que hacen tarjetas para hacer que la gente se sienta como la mierda. 
No fui a trabajar hoy. Tomé un tren para Montauk. No sé por qué. No soy una persona impulsiva. Supongo que me desperté en pánico esta mañana. Necesito llevar a reparar mi coche. (...) 
Está jodidamente helada la playa esta mañana. Montauk en febrero, ¿en serio, Joel?
Páginas arrancadas, no recuerdo haber hecho eso! Parece que es la página que escribo aquí en dos años. 
La arena está sobrevalorada. Toda ella son sólo piedras diminúsculas. 
Me gustaría conocer a alguien nuevo. Descubrí que mis oportunidades de que eso sucediera eran más bien pequeñas. Parece ser que soy incapaz de mantener contacto visual con una mujer que no conozca. Puede que deba volver con Naomi, ella era amable. Amable es bueno. Ella me amaba. 
Por qué no me enamoro de cada mujer que veo y me presta un poco de atención?

Échenle un vistazo. Hace un par de semanas, en una de las visitas, algunas veces, usuales que suelo hacer para alimentar con unos duros al bolsillo, estaba leyendo uno de los artículos de Muy Interesante del año pasado, desconozco el mes, en el que hablaba de un nuevo método para borrar los recuerdos.
En el momento lo leí, fue interesante sobre todo porque el quid de la cuestión era el hecho de, no somos quienes somos, en una parte, por esos malos recuerdos que vivimos?

Hoy, son casi las dos de la mañana y aproximadamente a las doce me entró el mono de ver esta película e instantáneamente vino el artículo a la cabeza. Lo intenté buscar completo, tal y como estaba en la revista pero, por desgracia, no está completo en la web pero da que pensar.

A continuación les dejo el LINK pero para ahorrarles el trabajo, lo pego tal y como está en la web; si vuelvo y puedo hacerme con él, no duden que lo haré.

¿Quién dice que los recuerdos de experiencias desagradables permanecen en el cerebro durante toda la vida? Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (EE UU) han descubierto que eliminando proteínas de cierta zona del cerebro desaparecen los recuerdos negativos. "Nuestro estudio describe los mecanismos moleculares involucrados en la memoria de miedo y la posibilidad de manipular esos mecanismos con fármacos para tratar problemas como el trastorno por estrés post-traumático", explica el neurocientífico Richard L. Huganir, coautor del trabajo.

En sus experimentos, Huganir y sus colegas produjeron un trauma en ratones aplicándoles una descarga eléctrica a la vez que hacían sonar un ruido específico. Tras la experiencia, los ratones reaccionaban quedando inmóviles con sólo escuchar el tono. En los circuitos nerviosos de la amígdala -la parte del cerebro relacionada con el miedo-, los científicos detectaron que se había producido un aumento en la actividad de ciertas células nerviosas.  Y examinando las proteínas antes y después de la exposición al sonido en la zona, identificaron que ciertas proteínas llamadas AMPARs estaban relacionadas con el recuerdo que causaba miedo a los roedores. Al eliminarlas, se borraba también el recuerdo asociado al trauma.

“La posibilidad de borrar recuerdos puede sonar a ciencia ficción”, admite Huganir, que sin embargo está convencido de que dentro de poco se podrán utilizar sus hallazgos para ayudar a soldados que han vuelto de la guerra, a personas han sido víctimas de un rapto o a individuos que han sufrido alguna experiencia traumática.

Elena Sanz (Muy Interesante)





Desconozco en este momento el porqué de esta destemplanza. 
 No sé si es por la frialdad de fuera  o que mi cuerpo no está acostumbrado al frío que ha sumido mi pecho.

2 comentarios:

Gatopardo dijo...

De Cortázar poco o nada queda que decir.

Andsha dijo...

Su nombre lo dice todo!