lunes, 6 de febrero de 2012

No es poder, describir este súbito impulso.
Es no tener miedo, el quid del crucigrama del silencio y
resucitar hasta los dormidos recursos
es olvidar hablar y andar con los pies tiesos.
Ahora es cuando, transitoria visión, te diría... que todo se resucita con un beso.

Jueves 9 de febrero, 16.00

2 comentarios:

Saraiba dijo...

Que bonito!! ¿Podría un beso resucitar un alma dormido?

Andsha dijo...

Yo diría que no hace falta llegar a un beso sino que una mirada basta para despertar el alma pero un beso es la dosis de adrenalina para reponerlo, para que vuelva a latir como antes solía hacerlo... ^^