martes, 28 de febrero de 2012

Por lo eterno, no hay mal que por bien no venga

Cada vez más sorprende cómo a lo largo de la historia el ser humano ha cambiado continuamente de ideales, moral, concepciones arraigadas a una época determinada por la sociedad y el marco de entonces pero, en cambio, las pasiones siguen siendo las mismas ahora, entonces y, esperemos, siempre.

Todos nos hemos encontrado en esa difícil situación y sentimiento de estar en medio de un camino con dos vértebras totalmente opuestas y caer en la ambigüedad por miedo pero la verdad es que de un momento a otro ha de darse un paso, ha de tomarse el "camino de las baldosas amarillas" para avanzar y de un modo u otro terminar en eso que podamos llamar hogar.

Abruma la incoherencia de tu propio cuerpo manifestando ese cúmulo de sentimientos que se contraen en un nudo de palabras que se te atoran en los flujos de pensamientos; marea con un escalofrío el hecho de la poca nitidez de las cosas, el miedo a lo desconocido, la apariencia etérea de un futuro sin una seguridad consagrada pero, ¿qué se le va a hacer? Las pasiones viven y vivirán para darnos lo mejor y lo peor de la existencia.

Sea cual sea el camino a escoger el arrepentimiento puede venir por haber dejado una puerta entreabierta con el "y si..." de la duda y más si se vuelve al pasado...

El pasado, el pasado, el pasado... esos recuerdos atemporales que pueden llegar a perseguirnos y más si se tiene miedo a seguir adelante pero futuro, al fin y al cabo, es a lo que paso a paso nos presentamos con la sien en duda, las rodillas temblando, las manos sudadas.

Pero sea lo que sea,como le dije hace unos días a una amiga... consciente ha de ser uno que cuando se cierra la puerta tendrá que temblar la tierra y aliarse el sino con el azar para que se abran y más en este mundo de glorias temporales en el que a la velocidad de lo que se sienta puede pasar al olvido -semanas, meses, años...- pero tan pronto como aparezca el orgullo, en ese caso y en apariencia, puede tardar lo que tarda el afán por esconder y no expresar el jadeo interno.

Y como de todo se aprende a golpes, ya que saliendo impune en base a la certeza de no embarrarse no es vivir,  y sólo decir te deseo más hoy y menos que mañana no vale hay que considerar que el estancamiento no es ni una opción porque este es el momento de vivir ya que el futuro no se escribe en el ayer sino en el ahora.

Eso sí, cuando las ganas se te envuelven en las venas y arden hasta los mismísimos pezones... sólo cuando ese día llegue me temo que sí, finalmente seré una gran ilusa; hasta entonces, seguiré siendo una ilusa pero el "gran" detrás.
 
 
I'm a fool to want you - Dexter Gordon

Corregidas algunas incoherencias de las prisas a las 22.15

4 comentarios:

Gatopardo dijo...

Gran canción para gran dilema....

Andsha Pinolina dijo...

Se le echaba de menos por estos lares, M.Gatopardo

Ya ve, a falta de Megaupload, los discos de las bibliotecas municipales...volvemos a los viejos tiempos.

Gatopardo dijo...

Existe un programa llamado mp3rocket que puede bajar música o vídeo completo de youtube, música infinita a su alcance Mademoiselle...

Andsha Pinolina dijo...

En ese caso Monsieur muchísimas gracias! Ya sé para la próxima vez por si la nueva chica de la biblioteca me pilla manía ;)