viernes, 30 de marzo de 2012

"El circo de las ilusiones"

Harold and Maude
(Gracias por la recomendación! ^^)

Resultas la esperanza de vida limitada entre mis labios porque no es sólo tu cuerpo, permanente en las huellas de las que luego pierdo el control; ni tampoco esa sonrisa traviesa y esos ojos que han vivido tanto dentro de su picardía bañada en capas de inocencia... sino, y aunque suene un poco extraño, es lo que me hace sentir sentirte sentir, que disfrutas, que verdaderamente desarrollas el incontenido acto reflejo de la adicción.

Ay... seguir soñado tras algún que otro -más algún, que otro- aterrizaje fortuino por este mundillo de frases apelotonadas, incorregibles, sin denominación inmediata y que cada vez que se expande el cor después de haber estado arrugado como un puño, es indescriptiblemente satisfactorio; lo es. Lo es, sentir cómo se te anuda la garganta y tu saliva baja caliente gota a gota como el hecho de susurrar al cénit de tus límites.

No te preocupes, prometeré dejarme estremecer dependiendo de adónde nos lleve el viento. Lamentablemente no te niego haber sentido contigo los puntos exactos que quieren escapar de mi espina, del nudo de la garganta y de la capacidad de control pero estoy segura que no eres una salvación, como podía pensar necesitaba, sino la mano a la que asirme para salir de la lava que me engullió una vez y fue cicatrizando en mis heridas.

Pero nada... sólo pasaba por aquí no para decírtelo porque, técnicamente, no lo estás leyendo pero sí para susurrarlo de una manera sutil, para que nunca lo encuentres antes de tiempo.


Otto e Mezzo - Carla Bley  (Gran tributo a Nino Rota y Fellini y nada mejor para celebrar los últimos días de marzo y la llegada de abril)

4 comentarios:

Señorita Demakrada dijo...

precioso y... sutil, sin duda :)

Andsha Pinolina dijo...

lo más sutil que se ha podido intentando no caer en palabras melosas... ^^

Gatopardo dijo...

Gran música puso hoy para nuestro deleite Mademoiselle.

Andsha Pinolina dijo...

Me alegro que sea de su gusto M. Gatopardo!