sábado, 29 de octubre de 2011



Cenaron, subieron a la habitación, hicieron el amor y a Franz se le confundían las ideas en el umbral del sueño. Se acordó de la ruidosa música durante la cena y pensó: "El ruido tiene una ventaja. No se oyen las palabras". Se dio cuenta de que desde su infancia no hace otra cosa que hablar, escribir, dar conferencias, inventar frases, buscar expresiones, corregirlas, de modo que al final no hay palabras precisas, su sentido se difumina, pierden su contenido y se convierten en residuos, hierbajos, polvo, arena que vaga por su cerebro, que le duele en la cabeza, que es su insomnio, su enfermedad. Y en ese momento sintió el anhelo, oscuro y poderoso, de una música inmensa, de un ruido absoluto, un bullicio hermoso y alegre que lo abrace, lo inunde y lo ensordezca todo y en el que desaparezca para siempre el dolor, la vanidad y el nihilismo de las palabras. ¡La música, la negación de las frases, la música, la antipalabra! Anhelaba estar durante mucho tiempo abrazado a Sabina, callar, no decir ya nunca más una sola frase y dejar que el placer se funda con el estruendo orgiástico de la música. En medio de aquel feliz ruido imaginario se durmió.

4 comentarios:

Yagori dijo...

Dime que ese tal Franz es jesucristo con rastas!!!

PD: Ahora me acuerdo por qué te escribo tan pocos comentarios: cuando abro la casilla de comentarios sale un pop-up de blogez-vous y el ordenador de la uni me lo capa y no me deja escribir! :S

Andsha dijo...

jajajaja!! Sí, Jesucristo con rastas haciendo el baile del cangrejo, una loca con pelo morado en punta, una malabarista con barba travestida, una mujer muy parecida a Janis Joplin y... un pirata templario con una espada de Toledo en el coche sin contar con Slash digievolucionando a skater y... una malabarista enmascarada!

Maldito Bloguez-vous... seguro que tiene contenidos inapropiados: sporn sporn!

Tardes inolvidables aparte... mi tiempo de sequía ha terminado!!! "La insoportable levedad del ser" de Milán Kundera (http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pR0GYsI3-rw).

Alisea dijo...

qué bonita novela, me quedo con:
"La amaba hasta en el recuerdo"
y con tu post tb post-supuesto (já ja_ja)
sigo por aqui aun modulando palabras que conformen algo decente que poder subir.

Me encanta esa sensación de quedarte dormido pensando, cuando el pensamiento comienza a cobrar locura y los ruidos de alrededor se difuminan para djar paso al subconsciente...

Andsha dijo...

Oh!!! quién busque el
infinito que cierre los ojos!! XD
Esta novela... hay novelas diurnas y nocturnas, esta creo que encaja en las segundas porque... vaya!

Es que ese limbo... pero qué hay de las ocasiones en las que no sales de él? Parece que los pensamientos fueran más rápido y cada vez más difícil de comprender...

Espero que la modulación de palabras haya sido satisfactoria ^^